Estos nuevos dibujos infantiles están conquistando a los más peques,

con sus aventuras submarinas.

Se me ocurrió que la tarta fuese la nave recopilando los elementos esenciales de la misma

aunque manteniendo la forma cilíndrica de la tarta tradicional.

Me encanta el resultado de esta tarta de vainilla y chocolate.

Con el calor que hace apetece darse un chapuzón con los octonautas,

feliz verano!