Bea le regaló esta tarta-guitarra a su novio David el día de su boda.

Es una réplica de la guitarra que  él tiene.

Una Fender  Telecaster

La tarta medía un metro de largo.

Desde la base hasta el mástil se come todo, hasta las cuerdas!

Sonar, solo sonó el Mmmmmm de los comensales al probar

el jugoso bizcocho de naranja relleno de chocolate amargo.

Reflejamos fielmente  las clavijas, las cuerdas  y demás detalles

Un regalo súper original y unos novios fantásticos.

Os deseo mucha felicidad  y

y mucha música.