A Lola le encantan las hadas, sueña con hadas, se disfraza de hada…. De modo que la tarta de su tercer cumpleaños es  “La tarta de las hadas en el jardín”.

El Hada Violeta descansa y nos sonríe mientras el hada Fresita recoge flores en el huerto de fresas.

Para el interior, bizcocho de chocolate relleno de crema de queso y cubierto ganache de chocolate. ¡Estaba riquiiiisimo! y lo más importante, a Lola le encantó, tanto el interior como el exterior, las hadas duraron intactas un par de días pero ya van cayendo, y la tarta en tres días desapareció pero es que era realmente ¡grande! y claro había más cosas en la mesa de dulces: varitas mágicas de galleta, cake-pops, lacasitos, gominolas, almendras cubiertas de chocolate….

Tanto la cobertura como la decoración son de fondant y por lo tanto todo es comestible, de hecho las flores y las fresitas desaparecieron. ¡Con lo que cuesta hacerlas!¡Claro que, para eso son!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Hacemos la tarta?

Para el bizcocho Madeira de chocolate:

diámetro 22cm                        Ingredientes                         diámetro 15

5 cm altura                                                                       7 cm. altura

  • 200 gr.                                         mantequilla                                   150 gr.
  • 180 gr.                                            azúcar                                      130 gr.
  • 1 sobre                                   azúcar vainillado                              1 sobre
  • 1 pizca                                          sal                                              1 pizca
  • 4                                                  huevos                                             3
  • 120 gr.                                     chocolate 70%                                  90gr.
  • 200 gr.                               harina tipo “bizcochona”                       150 gr.
  • 40 gr.                                      harina normal                                    30 gr.

  • Fundir el chocolate con un poquito de mantequilla y dejar enfriar
  • Batir la mantequilla y el azúcar hasta que esponjen
  • Incorporar los huevos uno a uno
  • Añadir el chocolate y la sal, mezclar
  • Agregar la harina y mezclar
  • (si se quiere añadir chocolate en trocitos y mezclar)
  • Hornear  50 minutos a 175ºC, el tiempo es orientativo, dependiendo de la cantidad, pero también del molde, así que aseguraros siempre con un palillo que ya esta hecho.
  • dejar enfriar 10 minutos,desmoldar, y dejar enfriar sobre una rejilla.

Para la Crema de Queso (Cream cheese frosting)

  • 310 gr Queso Philadelphia
  • 100 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 gr azúcar Glass

Mezclar primero la mantequilla y el queso, cuando estén perfectamente incorporados añadir el azúcar y batir.

Para la cobertura de chocolate

  • 180 ml. de nata
  • 320 gr de chocolate 44%
  • 1cucharada de mantequilla

Calentar la nata y cuando rompa a hervir apagar el fuego y añadir las gotas de chocolate ( o si es de tableta que este picado en trocitos)

remover hasta que este cremoso y sin grumos

incorporar la mantequilla y remover. (opcional, le da más brillo, pero si se va a cubrir con fondant, como es el caso, no sería necesario)

 

Dejar reposar los bizcochos de un día para otro envueltos en film para que asiente la miga

Para montar la tarta cortar cada bizcocho en tres partes iguales.

mojar el bizcocho con almíbar y rellenar con una capa de crema de queso de 5 mm. aproximadamente

cubrir  con otra capa de bizcocho y repetir la operación. y así con los dos bizcochos.

Después cubrirlos con el chocolate templado. Dejar enfriar y alisar con una espátula, cuando este listo dejar enfriar y cubrir con fondant cada bizcocho por separado.

Hice la decoración con varios días de antelación, pues necesitan tiempos de secado.

Montar la tarta, disponer las figuras, flores y hojas y finalmente rematar con una cinta de raso.

Bueno, se dice muy rápido, en hacerlo se tarda algo más. Pero merece la pena por lo rico además de bonito que quedó.

Subo la foto del corte porque, aunque no es muy buena-bonita, la imagen nos da una idea del montaje y creo que hasta se aprecia lo jugosa que estaba.