Sandra quería para su boda una sencilla pero preciosa tarta con flores naturales.
Una nude cake de bizcocho de chocolate y relleno de crema de queso era perfecta para destacar estas preciosas flores.
Son rosas inglesas en un suave tono rosa melocotón
combinadas con flor de guisante.

Romántica, elegante, sencilla y preciosa,
como la novia.
Felicidades!!