Esta tarta es mi regalo de boda para mi primo Pablo y su mujer Tru.

Auténticos fans de la saga de los Hobbit.

Recreé en tarta de chocolate una casa hobbit

con sus puertas y ventanas redondas y enterradas bajo verdes colinas

cubiertas de césped y florecillas.

A que son monísimas??

Enhorabuena a Pablo y Tru, besos.