Tamara me pidió para su boda

que los muñecos para la tarta, reflejasen cómo iban a ir ellos.

Sobre un caballo negro.

Y ella con un precioso vestido de estilo rociero con una gran cola de volantes.

Son una pareja encantadora!!

Os deseo mucha felicidad.