Estas galletas son para una enfermera estupenda que se jubila, y para endulzar lo que tantos años han sido sus útiles de trabajo le he preparado un botiquín alternativo.

¿No te encuentras bien? Ponte el termómetro y tómate un analgésico.

Si te haces una herida no te preocupes que tenemos tiritas.

Yo lo primero que me comería es la jeringuilla ¡No las quiero ni ver!

Y tu ¿Qué te comerías primero?