El 17 cumpleaños de Nati se celebró con una fiesta en blanco y negro.

Diseños sencillos y sobrios a la par que elegantes.

Tarta de bizcocho de chocolate para el piso superior y bizcocho de naranja para el inferior,

ambos rellenos de delicioso ganache de chocolate amargo.

Deliciosas galletas de mantequilla y canela decoradas con líneas y puntos,

también en blanco y negro, completaron la mesa de postres.

Un beso grande Nati (Madre e hija)