Para celebrar los 40 años de Rob

le prepararon una gran fiesta sorpresa

en la que se reunieron un montón de amigos venidos desde muy lejos

Una tarta llena de recuerdos y seres queridos,

Y para reflejar el presente Rob con su perro, su compañero infatigable.