Celebramos la comunión de Jimena y como su muñeca preferida es Betty Boop, como no podía ser de otra manera, esta es la tarta que presidirá la mesa infantil.

El interior de la tarta es de bizcocho de vainilla y ganache de chocolate y cubierto de chocolate negro. Esta combinación es una apuesta segura para acertar tanto con niños como mayores.La receta aqui

detalle Betty Boop

La tarta va cubierta con fondant extendido blanco moteado con estrellitas en rojo también de fondant. Tanto las letras como la figura son de fondant teñido con distintos colorantes y un poquito de CMC para conseguir una masa más maleable y que endurece más rápidamente, lo que le da estabilidad.

Para rematar las tartas de fondant me gusta mucho usar cintas, en este caso creo que encontré la idónea, roja con puntitos blancos. Sin embargo si no podemos encontrar una que embellezca nuestra tarta será mejor buscar un remate alternativo, puede ser una cinta hecha con fondant o hacer alguna filigrana con crema, queda muy bonito también dejar el corte limpio, pero para eso tiene que quedar perfecto.

Para empaquetar y trasladar la tarta he ideado lo siguiente: Preparo una base de poliespan que forro con un papel de regalo que sea acorde a la tarta. con un poco de pegamento pego el cartoncillo sobre el que va la tarta a la base. cubro la tarta con celofán y lo cierro por la parte superior con un lazo, de esta forma la tarta esta sellada, y sobre el celofán tapamos la tarta con cartón corrugado de colores, en este caso no podía ser otro que rojo.

envoltorio vista superior

De esta forma la tarta se deja ver pero no es evidente. y se combierte en una tarta-regalo que hay que abrir.

A Jimena le encantó ¿a ti?